beneficios-del-turismo-rural

Beneficios del turismo rural que no sabías

Viajar está asociado a dejar la rutina atrás, a recargar pilas. Pero eso de desconectar adquiere todo su significado cuando hablamos de turismo rural, en contraposición al formato que suele proponer una gran ciudad. Y es que, aunque enriquecedora, esta última opción no termina de sacar de un ritmo de vida agitado, agotador.

Pero los beneficios del turismo rural van más allá de la desconexión, del respirar aire puro, de disfrutar del silencio y la tranquilidad. Hay otros factores en los que, seguramente, no te habías parado a pensar.

Beneficios del turismo rural

En contacto con la naturaleza

Es, junto a lo ya mencionado, lo más evidente. El turismo rural invita a conocer lugares naturales increíbles o, cuanto menos, con mucho encanto.

Lo de conectar con la naturaleza adquiere un sentido especial en el caso de los niños. El turismo rural es una vía de descubrimiento para ellos, con la que aprenden a conocer, respetar y amar la naturaleza. Y eso es fundamental para su conservación.

Un descubrimiento que, además, se puede hacer a través de actividades deportivas al aire libre, promoviendo también los estilos de vida saludables.

Ofertas constantes

Entre los beneficios del turismo rural, sí, también está lo económico. Es fácil encontrar alojamiento por muy poco, incluso grandes casas o chalés cuyos gastos se pueden compartir entre amigos, de forma que resulten irrisorios. Pero, además, hay ofertas y promociones constantes.

Recuperación del patrimonio

La actividad que genera el turismo rural promueve la rehabilitación de viejas casas, casonas y otros edificaciones típicos, para convertirlos en casa rurales, posadas u hospederías con mucho encanto.

A ello se suma la riqueza que genera tal actividad para la zona en la que se desarrolla, cómo el turismo rural actúa de dinamizador del empleo.

Calidez de trato

La atención al visitante es mucho más personal y cercana de la que se recibe en el hotel de una gran ciudad, por ejemplo. Los encargados de esos alojamientos suelen ser buenos conocedores (cuando no enamorados) de la zona, y eso ayuda a la experiencia.

Variedad de servicios

El disfrute del entorno no es incompatible con el de los servicios propios del turismo rural como el spa y centro de bienestar o, por supuesto, la gastronomía típica. Todo lo contrario.

Alcores Alojamiento Rural

Beneficios del turismo rural que no sabías